miércoles, 23 de abril de 2008

San Jorge y el Dragón


Escribe hoy Juan Cruz en El País un artículo titulado El libro y la dentadura postiza que se encabeza con este párrafo: “El taxista que hace un año me preguntó si él debía leer Cien años de soledad, me dijo ayer que ya se había comprado el libro, en edición de bolsillo. 'No es muy grande’, me dijo. ‘Lo acabaré’. Pero aún no lo había comenzado. Los libros a veces son como las dentaduras postizas: se guardan en un bolsillo hasta que sea el momento de masticar. El taxista estaba a punto de masticar.” Esta historia tan bien contada me recuerda una anécdota surgida en mi primer viaje a Estambul. Conocí en el barco, en el que realicé el trayecto desde Barcelona, a una familia turca que vivía en la parte asiática de la ciudad, en una de esas casas de madera que, poco a poco, han ido sucumbiendo a los incendios y al abandono. Pues bien, insistieron en que los tres días que pensaba permanecer en Turquía hasta coger el tren camino de Moscú me instalara con ellos; yo acepté encantado y sólo llegar, con fruición oriental, fueron mostrándome todas las dependecias del pequeño edificio, empezando por la buhardilla que iba a ser mi habitación y terminando por un recién remozado a la europea cuarto de baño en el que destacaba una bañera medio llena de libros que, ante mi indisimulado estupor, fue descrita como adminículo poco necesario pero que al menos servía para almacenar objetos poco utilizados.


[Dedicado a mis queridas bibliotecarias de la Biblioteca Municipal de Jaca]

4 comentarios:

Magda dijo...

Vaya sorpresa, cómo no quedarse impresionado ante el encuentro con esta bañera convertida en librero.

Que hermoso viajar en barco de Barcelona a Estambul, es un viaje que me encantaría hacer, tal vez algun dia.

Vi la foto que puso Manuel Vilas en su blog, es estupenda.

volandovengo dijo...

San Jorge siempre es sugerente, te remito a mi blog: http://volandovengo.blogia.com

Ferrer Lerín dijo...

Tu blog, Volandovengo, perfectamente enlazado desde el mío.

Marita dijo...

A mí me impresiona lo cocho de esa familia.

Me fascina tu blog, Paco.

Marita (Martín Carmona.