lunes, 4 de febrero de 2008

Gruesa-Testa (Roberto)

Obispo de Lincoln, llamado “Perro”, de monstruosas proporciones. Incapaz de oficiar la Santa Misa y otros oficios religiosos, por el creciente tamaño de su cabeza que no le permitía andar derecho, fue sustituido por un Androida, regalo de Gonverus, sin que los fieles lo notaran. [INF.] [VANA.]

El Bestiario de Ferrer Lerín
Galaxia Gutenberg. 2007.

1 comentario:

volandovengo dijo...

Al leer esta entrada, me acordé del Niño Gabia, un niño que nacio en el pueblo granadino de Gabia y que tenia la cabeza muy grande. Se ha converido en un localismo, se le dice así a una persona muy cabezota.