martes, 3 de agosto de 2010

Domicilios, 16






















Compró las dos casas. Desahució al ocupante del local. Unió las viviendas por dentro. Y comenzó a excavar. En el patio interior. Que previamente hizo cubrir. Un terreno arenoso entre las rocas sobre las que descansan los cimientos del edificio. La primera palada el 30 de marzo de 2003. Al principio sacaba el producto de la excavación en bolsas de plástico. Y las vaciaba en el contenedor de la basura. Luego en una carretilla. Que volcaba en el remolque de su todo terreno. Y al vertedero municipal. Al sector que admite escombros.

Transcurridos siete años reviste ahora el gran boquete. Un boquete que adquiere forma de vivienda. De tres pisos de profundidad. Aluminio. Fibra. Y algo de madera. La temperatura constante. La renovación de aire resuelta. Sólo pendiente el espinoso asunto de los desagües. Pero hallará el método. Pablo es feliz. Su casa subterránea. De acceso secreto. Que sólo él conoce. Su casa tumba.

8 comentarios:

Frank H. dijo...

relato perturbador

saludos!
http://elbodegon.blogspot.com/

La Vieja Dama dijo...

"Pablo es feliz."

Y para qué pedir más?

claudio dijo...

Pues yo pienso hacer casi lo mismo: biblioteca subterránea, sin ventanas ni ruido, casi secreta.
El problema, claro, la tierra. Me parece que eso del depósito municipal aquí no funciona.
Algo se me ocurrirá.

J dijo...

Algo claustrofóbico pero todos los paraísos acaban tornándose en cueva.
Bello.


Saludos.

Iste dijo...

Tiene que haber alguna conexión de hábitat con la criatura subterránea que se nos muestra en
http://ferrerlerin.blogspot.com/2008/10/criatura-subterrnea.html

La sospecha se centra en cierto cromatismo..

Ferrer Lerín dijo...

Sí, es inevitable, una conexión dolorosa que se inicia en http://ferrerlerin.blogspot.com/2008/10/textos-annimos-8_25.html y se mantiene aún en cierto poema inédito sometido actualmente a revisión.

Javier Serrano Sánchez dijo...

Amigo Ferrer, corregido el pequeño error: incorporada la foto de las casas siamesas.

Ferrer Lerín dijo...

Perfecto. Gracias amigo Eseese.