sábado, 19 de diciembre de 2015

Alicia en el País de las Maravillas















































Alicia en el País de las Maravillas (Alice's Adventures in Wonderland).
Lewis Carroll.
Traducción de Manuel Barberá.
Ilustraciones de Martínez Parma.
Cubierta de Pablo Pereyra.

ACME Agency, S. R. Ltda.
Colección Robin Hood.
Buenos Aires. Segunda edición. Junio 1952.



4 comentarios:

Ferrer Lerín dijo...

Martínez Parma, Manuel Alejandro
Ilustrador e historietista argentino nació el 11 de enero de 1910 y falleció el 28 de noviembre de 1982.

Trabajó para el diario La Razón donde en el año 1935 creó la historieta Cosas de negros, cuyo personaje protagónico Alelí tendría su propia historieta a partir de 1938 en la revista Figuritas, este personaje tenía como particularidad que dibujaba graffitis en las paredes con la leyenda 'Las Malvinas son Argentinas'.

Durante la década del 50 ilustró para Editorial ACME varios libros de la colecciòn Robin Hood; en la revista para docentes La Obra, realizó una enorme colección de láminas didácticas que los maestros usaron muchísimo en el dictado de sus clases, ilustró también muchos libros infantiles. Realizó todas las ilustraciones de una edición encuadernada en cuero, del libro Martín Fierro para Ediciones de la Ribera.

Ferrer Lerín dijo...

Pablo Alejandro Pereyra (Cañada de Gómez, 15 de enero de 1911 - Buenos Aires, 1996) fue un ilustrador y docente argentino.

En 1942 ingresó como ilustrador en Acme Agency, donde diseñó las colecciones Centauro, Autores Contemporáneos, Clipper, Rastros, Pistas y la muy exitosa Robin Hood, para la que dibujó la mayoría de las tapas. Fue director artístico de las famosas revistas de historietas Hora Cero y Frontera, que editara Héctor Germán Oesterheld.

Anónimo dijo...

Edelvives acaba de sacar una "Edición completa Alicia Lewis Carroll" con las ilustraciones originales de Sir John Tenniel coloreadas por Harry Theaker y Diz Wallis. La traducción es de Ramón Buckley. Un tal Philip Pullman escribió el prólogo. Es interesante, al menos para quienes nos gustan los textos de L. Carroll.

Ferrer Lerín dijo...

Gracias, Anónimo, por la información.