viernes, 4 de junio de 2010

Detritos

"El cúmulo inmenso de basuras y cenizas de Battlebridge existía desde los tiempos de la epidemia de la peste negra y el gran incendio de Londres; una montaña de inmundicias que proporcionaba alimento a centenares de cerdos." (Edith Sitwell, Ingleses excéntricos). En 1972 descubrí en las afueras de la ciudad de Huesca, en la carretera que va al pueblo de Apiés, junto a un poblado de gitanos, un cúmulo notable de basuras en el que un cerdo sin patas, a la manera de una gran lombriz, hozaba ufano. [Por cierto, quizá ciertos chasquidos labiales humanos deriven de los chasquidos que se producen al pisar las galerías de las lombrices en los campos llovidos y ya resecos.]

13 comentarios:

Quattro Audi dijo...

Un filósofo chino sostenía que el mundo no es más que " un gran agujero de letrina."
Así pues , todo vertedero es un jardín celestial al que se accede por la cloaca de la Gran Gallina eventrada, por huevo roto, mies vertida o camión de recogida municipal.
Ese cerdo era un ángel , una hurí , criatura celestial.
Por los sifones a Dios.

Joan Marrugat dijo...

Recién llegado de La Llacuna (pueblito del Anoia barcelonés).
Me dieron el menú del banquete “del segar i el batre” o comida de la siega y la trilla:

«Amanida, embotits, escalivada
i cassola del tros:
conill
peus
botifarra negra/blanca
espinacs
cigrons
patates i cargols»

Todo bien revuelto -sin machacar ni desmenuzar- quedando cada cosa casi tal como era al entrar en la cazuela. Lo ofrecerán el 10 de junio para agasajar a 8 matrimonios del pueblo que cumplen 50 años de casados.
El hartazgo costará 34 euros a los que no cumplan los 50 de maridaje.

¿Un cerdo sin patas?
¿Ya lo sabe Oscar Mayer?

Ferrer Lerín dijo...

Amigo Joan, me temo que vas a participar en la pantagruélica comilona y aunque no formes parte del grupo de las bodas de oro deberás cuidarte. ¡La Llacuna! ¡Cuántos, cuantísimos años! Siempre me cautivó este topónimo pero no investigué dónde debió estar esa laguna o lago; eran tiempos de dedicación plena a la ornitología y mi interés se centraba en una rapaz diurna ya entonces muy amenazada y que nidificaba cerca del pueblo.

Suzuki Swift dijo...

Sr. Marrugat , ¿ el picudo rojo ha infectado la palmera de Ca L´Americano? Espero que no.

Joan Marrugat dijo...

No lo se. Esperemos que no.
A La Llacuna fui a sermonear a los ancianos de la Llar y sólo permanecí un par de horas.

Donde sí tuvimos ligera plaga del escarabajo picudo fue en algunas palmeras del parque de la Guineueta (Barcelona), que suelo frecuentar. El año pasado vi allí apresurados fumigamientos de los muchachos de verde.
La que hay de fijo en este parque es la de cotorrita verdigris (argentina), que casi abunda más que la habitual de paloma común.

Suzuki Swift dijo...

Hace tres años que no voy a La Llacuna . Estuve trabajando en Ca L´Americano. El dueño es un tipo muy majo. Por la parte de atrás los corrales daban a una explanada muy amplia , vacía y sin asfaltar.Usada como calle pero poco transitada. Alrededor otros corrales y patios traseros. A un extremo el pequeño núcleo más cercano a la iglesia y al otro extremo el colegio nuevo. Quizá fuera el antiguo " trull " pero al lado del colegio había una pequeña riera que daba a un campo casi siempre encharcado. Cuando llovía se encharcaba todo y el agua de este descampado vertía en ese campillo. Puede que esa fuera la laguna pero a mí , no sé por qué ,me parece que estaba a los pies de ese hostal viejo estilo Nodo que está en la carretera que viene del interior y que tiene un parque infantil que parece concebido para empalar niños . Se diría frecuentado por fantasmas.

Casi, casi dijo...

La cotorrita verdigris también se pasea por los pinos de mi jardín.

República Barataria dijo...

Proyecté un edificio industrial y dirigí una obra en el puerto de Barcelona, estaba al lado de unos silos donde se almacenaba soja, durante los trabajos de cimentación aparecieron unas ratas blancas de cabeza cónica muy apuntada que no tenia ojos ni orejas, vimos diez o doce de ellas, lo comentamos con un celador del puerto y nos dijo que ya conocía esta existencia de ratas y que unos profesores de la Universitat de Barcelona estaban haciendo un estudio sobre estos roedores, terminada la obra me interesé por ello y pude saber que se trataba de una especie nueva que vivia entre la soja de los silos.
Es cierto que se extinguen muchas especies, así lo afirman los expertos en medio ambiente, pero parece que también nacen especies nuevas, eso sí, por lo que se ve en estercoleros, en vertederos, en silos portuarios y quizas también en algun despacho o consejo de administración.

Francesc Cornadó

6 de junio de 2010 09:29

Ferrer Lerín dijo...

Francesc. La soja, esa moda dietética responsable de la deforestación de millones de hectáreas, ha sido la causante, vía seres cónicos ciegos y sordos, de la desaparición de tu comentario.

Istefel dijo...

No es poca decisión la indecisión que se toma, pero me gustaria añadirle a trazos:

" ..que ensordecieron los oídos de don Quijote y Sancho, que no advirtieron lo que ser podía.Llegó de tropel la estendida y gruñidora piara, y sin tener respeto a la autoridad de don Quijote, ni a la de Sancho pasaron por cima de los dos, deshaciendo las trincheas de Sancho y derribando no sólo a don Quijote, sino llevando por añadidura a Rocinante.El tropel, el gruñir, la presteza con que llegaron los animales inmundos puso en confusión y por el suelo a la albarda, a las armas, al rucio, a Rocinante, a Sancho y ( a don Quixote)".

Párrafo, sin duda, suculento dónde los hubiera. Y me hubiera aprestado a más sino fuera por...

Junak Sokl dijo...

Istefel ¿ qué se lo impide ? La buena crianza quizá.A riesgo , citándole , de ser dilapidado. Esa piara viene huyendo del Evangelio y arrolla a Don Quijote y Sancho para presentarse con trote cochinero en la Rusia decimonónica y atormentar F.M. Dostoievsky. ¿El hilo rojo de la historia ? La estela excrementicia de una piara enloquecida que culmina en el gorrino ápodo y vibrante en la cima del túmulo de nuestra felicidad. Que guinda más rechonchita. Iste , no se cebe conmigo .Soy pésimo pero creo que no soy malo . Espero.

Istefel dijo...

A las razones de la mañana, a los argumentos de mediodía, a las embestidas de la tarde,a las peticiones de los climas,a los destellos en la base de las ollas , a sus pausas,a las herraduras de los duendos caballos, a las palpitaciones, a las alas: con ojos interrogantes contemplo lo que dije.
Alguien, pues, le supera, en gusto asaz escabroso de tiniebla fundida. Al filo de a navaja estuve
de transcribir de nuevo a William Hope, acerca de un rostro porcino
asomado de pronto al ventanal, sí, en la casa del confín.
Qué sano animal, el de piel rosada..

Istefel dijo...

Tengo ante mi la sugerente noticia
del notable libro luego abro y encuentro
Nombre emblema o lema y luego
fuelle sopla las llamas y en breves páginas anteriores
la extraordinaria pócima arabe, el recuento de recursos
de también esos eremitas recurrentes al anuncio fino
de periodicos locales.

De nuevo, muchas gracias, Conde Francisco.