domingo, 6 de diciembre de 2009

Domicilios, 11




























2 Horatio Street. Es un edificio de apartamentos situado en el extremo noroeste del West Village. En uno de esos apartamentos vivió a mediados de los setenta Eduardo Mendoza. Al dejar el apartamento (renunciando a la oportunidad de comprarlo), el siguiente inquilino es Oliver Sacks. Cuando Enric González llega como corresponsal de El País a Nueva York se hospeda en un edificio cercano a Horatio Street. Su primer cometido es precisamente entrevistar a Oliver Sacks en ese mismo apartamento (en Historias de Nueva York dice que lo visita en su estudio de Horatio Street, de donde deduzco que debe de ser el mismo). La entrada del inmueble es atípica en esa zona de la ciudad y recuerda mucho más a los portales tantas veces fotografiados del Upper West Side (o también del Upper East Side).

Texto y fotografía: Javier Ozón Górriz.

16 comentarios:

Istefel dijo...

En el octavo segunda asoma una cabeza.
La tapa el compresor.
Es Wim Wenders.

--- Pez marino comestible de hasta 60 centímetros de longitud ( ¿ nadie , hasta el momento, ha visto un ejemplar de 61 centímetros?) que vive cerca de las costas rocosas ( del apartamento?) ---

Sarah dijo...

Conocí a Mendoza en Ginebra. No puedo poner foto de su domicilio, aunque lo conozco.

Conocí allí también a José Valente, ya muy enfermo. ("Sólo el amor" :

Cuando el amor es gesto del amor y queda
vacío un signo sólo.
Cuando está el leño en el hogar,
mas no la llama viva.
Cuando es el rito más que el hombre.
Cuando acaso empezamos
a repetir palabras que no pueden
conjurar lo perdido.

Cuando tú y yo estamos frente a frente
y una extensión desierta nos separa.
Cuando la noche cae.
Cuando nos damos
desesperadamente a la esperanza
de que sólo el amor
abra tus labios a la luz del día.)


Los peces marinos no viven cerca de los apartamentos del East Village, Istefel...en qué estará Ud pensando?? Quizás naden en la 5ª pero...creo que tampoco. En TriBeCa??

Tengo una foto del domicilio de dios, les gusta? Adivinen dónde está (el domicilio, dios no existe).


THALIDIN, home!! Yo tampoco soy tonta, son "recursos literarios" (jeje) que me hacen hacer Uds para poder mantenerme aquí!! :))))

Sarah dijo...

Me permiten más...?

In Memoriam

Poema

Sentí real el pálpito
de tu oscura impresencia.

Supe que estabas.
Te busqué.
Ardía lento el fuego en los rincones
más secretos del ciego laberinto.


No busqué la salida, la imposible
salida.
Te buscaba.

Manifiéstate,
dije, sintiendo repentino
que ya lo habías hecho en el latido
de lo no manifiesto.

(el dios) 1° de mayo de 1997 (Valente)

Thalidin dijo...

Sarah, lo único que nos ha de mantener aquí es el Amor (a lo que sea) y la Esperanza (por lo que sea). Lo digo en serio.

Suyo(s)

Sarah dijo...

Estimado Thalidin:

Si entré, salí y volví a entrar en este blog, fue justamente por eso. Por AMOR y por ESPERANZA. Y a partir de ahí, he tenido la enorme suerte de conocer a Don Francisco, a su obra y al resto de amables lectoescritores.

Coincido con Ud.

Atentamente, siempre suya.

Subaru dijo...

"Contemporaneïtat, La. Per essència , és constituïda de tota la lletjor existent possible. Hem de considerar , per tant , l´època contemporània de qualsevol gran humà com una cosa sòrdida , que no podríem tolerar. Si tolerem la nostra és perquè no acabem de tenir clar que és realment contemporània nostra." M. Bauçà

Junak dijo...

" Debe de haber algunas hormigas asombrosamente ingeniosas en esa colonia , digo yo. "
D. R. Hofstadter.

Anónimo ese dijo...

Repárese en esa mancha naranja -segunda ventana de derecha a izquierda, bajo la cenefa-. Es la hora en la que el sol desaparece, es la hora en la que el Sol se levanta.

Win Wenders filma "Tres santos", Sacks y Mendoza no lo saben. Win contrará a quien ha sacado la foto.

Anónimo dijo...

En el segundo piso el ladrillo es de un rojo más vivo, ¿ lo han lavado ? ¿ tributo a proveedores mafiosos ? ¿ se liaron el gruísta y los peones ? ¿ capricho?, ¿ necesidad ? La trabazon sin junta al final de cada galga parece una forma original de crear una junta de dilatación o aperturas de ventilación.

Istefel dijo...

No ..no puede ser...es él? Está barriendo?
Zoom sobre el barrido
microoscopio electrónico en picado
las horas han llegado.

Anónimo aquel dijo...

Entre el piso 14 y 15 la tal cenefa se repite. Y en el segundo piso, don Anónimo a secas, el color del ladrillo quizá tiene ese color más vivo para "hacer juego" con el color de los tochos de algunos edificios colindantes; algo así como una "junta de dilatación" urbano-cromática.

Sarah dijo...

Sinceramente y por más que miro, no veo nada ni a nadie. Unas ventanas tienen acondicionador de aire, otras no. Como la vida misma...

Vamos al domicilio 12, Don Francisco? Gracias. Lo espero y al conjunto de lectoecritores, se servirá un vino español.

"La maquinaria agrícola tirada en el ejido no se incorpora bien al uso del paisaje, cuesta
que la hierba trepadora cunda entre los ejes y
que el polvo forme, en las hoquedades férreas, suelo suficiente
para la generación de indómitas
especies ruderales." (Deixeu fer, si us plau, és només una prova. Gracies.)

Istefel dijo...

Nota natatoria:

Si se hace click sobre el fotón de su boca la obertura y
se examina a la llama de la vela
minuciosa perfección
vaga forma bajo
el limen perfilada
e incluso aseguraría que lleva gafas con lentes de culo de vaso y cuello de botella
y que esa
leve extremidad se mueve
en sagrado vaivén
l a sombra
con pausado ímpetus comunica
el balanceo candente al blanco objeto.-

Y es Él.
La placa dorada.

El propietario en exclusiva
de la Tyrrell Robotics Corporation.


Pero quizá me equivoque.

PD: ( No sólo hay hombre; también, tras el reparado ventanal mencionado por anónimo, en el que incide pleno Sol, se atisba el franco perfil de una Dama).

Sarah dijo...

Para: xx xx
Librería Fuentetaja
1959-2009


Desde su creación en diciembre de 1959, muchas cosas han pasado en Fuentetaja: crisis, libreras y de las otras. Ha pasado la literatura. Ha pasado, en definitiva, medio siglo de historia cultural, política y social de España.

Ahora, 50 años más tarde, algo está pasando en Fuentetaja. Está pasando la literatura, sí, pero también el arte, el pensamiento y el placer de los sentidos. Está pasando la reinvención de un clásico: han cambiado libros, personajes, escritores y lectores…, y Fuentetaja con ellos.

Está pasando que Fuentetaja ya no es una, sino tres. Pero también, como en el credo cristiano, ese trino es uno, porque Fuentetaja es fundamentalmente una librería, y todo inunda eso.

Fuentetaja Librería: la librería independiente de siempre, en el corazón del centro cultural y artístico de la capital. Situada en la planta principal de calle.

Café Bistró Max Estrella: un café-restaurante literario donde disfrutar de la gastronomía sin castigar al bolsillo, en un ambiente genuino y confortable, rodeado e inundado por los libros. Un espacio, también, para la tertulia.

Espacio Fuentetaja: Debates, Exposiciones, Cultura: un espacio de encuentro en el que se celebran actividades culturales, muestras de arte, tertulias y presentaciones de libros.

Por todo ello, el 11 de diciembre algo va a pasar en Fuentetaja: inauguramos un triple espacio al servicio del encuentro social, el libro y la cultura. Usted, como personaje clave, escritor laureado o lector anónimo, está invitado. Y también puede invitar a quien quiera. Les esperamos encantados.

Estaremos en San Bernardo 35, esquina con Antonio Grilo 1, desde las 9.00 de la mañana, y el acto de presentación será a las 19:00 h.
---------------------------------
Iré y si algún amable lectoescritor se anima, allí tomaremos algo. Don Francisco, mi respeto hacia Ud, no me permite decirle lo mismo.

Una Vecchia Dama, Istefel?

Ferrer Lerín dijo...

Sarah. Parece como si ese extraño respeto estuviera impidiendo muchas singladuras. El día 11 estaré a muchos quilómetros de Madrid pero si así no fuera le aseguro que estaría encantado en compartir un platito de requesón con miel e incluso unas nueces pilongas.

Sarah dijo...

Nueces pilongas? No son castañas? I mel i matò!! Mmmm, qué rico!! Pero no sé si es lo que pasarán en pequeñas bandejitas por allí.

Me olvidaré del respeto y seré desvergonzada. No es eso, en realidad, es mi timidez de siempre que no consigue abandonarme. Para con Ud y para con alguien más.

Un saludo a todas y todos.