domingo, 31 de diciembre de 2017

Capítulo 16


Quisiera hablar ahora de las circunstancias que permiten que las señoras salgan a pasear por los alrededores hasta la distancia de una hora, se hospeden en sus casas nativas por un año, y frecuenten los baños cuando el estado de su salud lo exige (pequeñas bañistas). Son circunstancias de índole sanitaria debidas a que el lugar en el que está fundada esta Real Casa es melancólico y malsano, secuela de la insalubridad del aire que inficiona los pulmones y causa fiebres intermitentes; una Real Casa edificada en las tierras pantanosas llamadas El Lagunajo.

Y quizá no sea ocioso decir que cerca de El Lagunajo se encuentran Las Tierras Raras (Lantánidos) donde El Turco Generoso vivió una infancia idílica, pródiga en juegos, observada por Alma Agobiada y sus Lacayos Ingentes. Y este cúmulo oneroso de personalidades, esta capacidad asociativa que roza la hierogamia respetuosa, nos lleva al Gran Macabro o sea a la confluencia, que alguien señalaría muchos años después, entre mis poemas desaforados y la obra de Ligeti. A Dios hay que buscarlo, no es un ser evidente; nadie espere hallarlo en los Jardines de los Senadores, sí, en cambio, resolviendo el problema de los Generales Bizantinos; lecciones digresivas a cargo de quien fue un pequeño vehículo, de quien fue una palabra en un libro, de quien fue un pez mudo, y luego respondería a un único seudónimo: Dositeo Espermio.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

cosa rara, un capítulo de un nuevo libro quizás????

Anónimo dijo...

TRATADO COMPLETO DE ORNITOLOGÍA (01/01/2018)

Solitario
el buitre
prosiguió el vuelo.

Anónimo dijo...

Hoy, a mi aire, probaré una copa de vino nuevo. A tu salud, maestro. Y quiero regalarte el sol blanco de Enero. Que tus horas sean de doscientos minutos.
Y que te sepas ubicuo. Y Trueno.

Anónimo dijo...


Nos llevaría al Gran Maestre del Orden.

A años vuelta cumplas más edades, Cop.

Istefel dijo...

Olvidé firmar el último comentario.
istefel icidades,
claro.

Anónimo dijo...

No contestar a una masa difusa denominada “mis lectores”. Una obviedad.

Anónimo dijo...

Quizás apuntes que es palabra grata a Lerín

Ferrer Lerín dijo...

Capítulo 16 es el resultado de una relectura atenta del diccionario geográfico de Pascual Madoz y un comentario de Félix de Azúa acerca de mi poesía. El título me ha sido propuesto por el deseo de dar término a la novela Vórtex aún necesitada de muchos capítulos.