domingo, 2 de septiembre de 2012

Trúlara/trúlera

A vueltas con las cuestiones lingüísticas recordar aquella mañana de primavera, en un parque de la zona alta de Barcelona, en que mi mano derecha se entretuvo en las nalgas de la mujer madura que me acompañaba mientras observábamos cómo unos ejemplares de avión común –Delichon urbica- se posaban en los cables, sin duda agotados por su reciente viaje migratorio. Una mujer tumbada boca abajo, resaltando las curvas posteriores, que de modo pretendidamente natural dijo “¿te gusta mi trúlara?”, glorioso sustantivo de resonancias africanas que quizá hubiera que escribir “trúlera” dada esa costumbre catalana de abrir la “e” átona hasta alcanzar una “a” oscura y gutural. Una atrevida finta sexual la mía, un hito en nuestra relación, que ella describiría después como “hoy se ha producido un cambio” y que daría paso a una sucesión de visitas a mi domicilio pertrechada cada vez con cien gramos de jamón de york (allí llamado “jamón dulce”) de la charcutería Tívoli, un fiambre que, la verdad, me entusiasmaba.  

12 comentarios:

Perpetuum dijo...

Desopilante. No sé qué me ha parecido más divertido, si el disimulo con el que se le deslizó la mano al trúlera de la mujer madura durante la contemplación del pajarillo —del Delinchon urbica quiero decir—, si del entusiasmo con el que la mujer convirtió el acto —el tocamiento, digo— en un punto de giro en la relación, o del insólito énfasis (ausente en el resto de la historia) con que usted confiesa su antiguo entusiasmo por el jamón dulce.

Roser Núñez dijo...

¿Esa señora era la que tenia un alca?.

Ferrer Lerín dijo...

¡Qué memoria! Me había olvidado. Gracias.

Anónima dijo...

¿Trúlara? No conocía esa denominación. ¿Forma parte del léxico barcelonés?

Ferrer Lerín dijo...

No creo. Fue la primera y última vez que oí esa palabra. En cambio, la señora del alca (como me han recordado), utilizaba a menudo la expresión orniticoglútea "Soy como el tordo, cabeza pequeña y culo gordo", y se partía de risa.

Roser Núñez dijo...

Paco, es que yo tengo un memorión privilegiado y recuerdo conversaciones con personas que ellas mismas han olvidado.

Roser Núñez dijo...

Es que tengo un memorión privilegiado.

Ferrer Lerín dijo...

Sí, bueno, yo también me precio de tener buena memoria pero todo lo referente a esa persona lo tenía borrado hasta que, ¡en sueños!, apareció el episodio Trúlara, y ahora tú me recuerdas lo del auca del Sr. Esteve.

Roser Núñez dijo...

Uy, creia que mi comentario no salia y lo he repetido muchas veces. Sorry.

La Vieja Dama dijo...

Anda que...luego me dicen que digo picardías yo!! Mira que es usted morbosillo, Don Francisco! :))

Un saludio afectuoso y feliz rentrèe para todos.

Otro anónimo dijo...

alca, auca? en que quedamos?

Roser Núñez dijo...

Alca.