sábado, 15 de septiembre de 2012

Los remedios






"La Navidad es a veces un tiempo de excesiva seducción. Se comen dulces y de tanto comer uno cae enfermo". Rainer Maria Rilke; prefacio a Mitsou, historia de un gato; traducción de Juan Andrés García Román; Artemisa Ediciones; 2006.




"Los remedios", óleo s/f de Agustín Lazo (Méjico D.C., 1896 - 1971).

5 comentarios:

Istefel dijo...

El equino demediado dos asciende a los cielos.
En la palma de la mano.

La Vieja Dama dijo...

"Perder una cosa es muy triste. Podemos suponer que será difícil recuperarla, que se ha roto en alguna parte, que termina en la basura. Pero perder a un gato: ¡No! no está permitido. Nunca nadie ha perdido a un gato. ¿Es posible perder a un gato, una cosa viva, un ser vivo, una vida? Si perder una vida: ¡es la muerte!

Sí, es la muerte."


Rainer Maria Rilke, Balthus (1921), Mitsou, Histoire d’un chat. Seuil/Archimbaud, 2004, pp. 17-22.

Anónimo dijo...

Por suerte las grandes seducciones no siempre acaban en enfermedad, ni son tan banales como un atracón de dulces.

Anónimo dijo...

El caballo está triste y azul como el gato.

La Vieja Dama dijo...

Estoy triste. Voy a perder a mi gato.

Tiene una enfermedad incurable y me temo que está en las últimas. Tocará decir adios a Boira y que se vaya al cielo de los gatitos.

Parafraseando a Rilke diré que sí, es la muerte.