miércoles, 28 de octubre de 2015

En trance de difundirme. Me asocio a El Boomeran(g).




El abogado madrileño Antonio Erena Camacho me llama, casi de madrugada, para decir que mi web ha sido dinamitada. No es persona bromista por lo que corro a encender el ordenador y, efectivamente, compruebo, horrorizado, que la página en la que he vertido durante tantos meses mis pensamientos más profundos y mis imágenes más comprometedoras ha sido sustituida por una bandera tremulante y una musiquilla de consistencia musulmana. Consulto a mis informáticos. Alguien desde Turquía ha considerado que el título de mi libro Papur, cuya foto de la cubierta he colgado en mi web, constituye una burla a Abdullah Papur, héroe nacional, idolatrado intérprete de sentidas canciones. Mis informáticos proponen cambiar de soporte; un blog es la herramienta apropiada. Lo inauguramos el 9 de febrero de 2008 confundiendo fotografía y pintura: http://ferrerlerin.blogspot.com.es/2008/02/tintoretto-casa-natal.html . Y ahora, he de decir, que el dispositivo está dando muy buenos resultados; ha logrado conformar el tipo de texto, en extensión y cadencia, que quiero para mis relatos. Además su inmediatez, la posibilidad de colocar ilustraciones y, a veces, su interactividad, lo convierten en la herramienta adecuada. Cuando Basilio Baltasar Cifre me invita a participar en El Boomeran(g) siento una sensación curiosamente similar a la que sentí al descubrir la bandera y la musiquilla; algo va a cambiar. Quizá la oferta colegiada no sea mi fuerte pero, desde luego, obliga a la superación ante tan brillante competencia. Intentaré calibrar la naturaleza de los contenidos, que mis inclinaciones non sanctas no me lleven a cometer excesos de los que pueda arrepentirme.   


12 comentarios:

Marco Porras dijo...

Puedo compartir fácilmente tu sentimiento, estimado Francisco. Por desgracia, este veranos unos piratas informáticos se cargaron mi disco duro del ordenador de la editorial (Cálamo-Menoscuarto) donde tenía el trabajo de ocho años. La última copia de seguridad era bastante antigua, así que tuve esa misma sensación horrible... Te mandan un mensaje diciendo que han encriptado todo el material y que pases por caja (mil dólares o así en moneda virtual de cuyo nombre no quiero acordarme) si quieres recuperar lo que fue tuyo... En fin, tiempos modernos. Un abrazo, mucho ánimo y te seguiremos en 'El Boomeran(g)', maestro Ferrer Lerín: para Menoscuarto es un orgullo haber editado tu libro 'Gingival', una mínima parte de ese talento tuyo que volcabas en el blog

Marco Porras
Prensa | Menoscuarto Ediciones

Anónimo dijo...

Bienvenido.

Fabricio Caivano dijo...


Estimado Sr. Ferrer Lerín,
soy un seguidor habitual de El Boomeran(g). Me complace saber
que su trance de difusión le acerque a sus lectores.
Saludo.
Fabricio Caivano

Ferrer Lerín dijo...

Gracias, Marco. Excelente aventura la de Gingival en Menoscuarto.

Ferrer Lerín dijo...

Bien hallado, Anónimo.

Ferrer Lerín dijo...

Estimado Fabricio. Tras Parlabá y Palacio de Oriente,cerramos el triángulo. Un abrazo.

Francesc Cornadó dijo...

Estimado Ferrer Lerín, estamos expuestos a qualquier explosión, pueden dinamitarnos la web o pueden reventarnos el hipocondrio haciendo ver que lo que pretenden es la cartera; lo razonable es tener el convencimiento que todo lo que tenemos o producimos acabará como el rosario de la aurora, hasta las geologías más compactas acaban disgregándose, se convierten en áridos de diferentes granulometrías, deduzacamos el grado de fragilidad: si para las rocas es notablemente denso, cómo va a ser todo lo virtual.
Saludos

Istefel dijo...

Ya Ludwig Eduard Boltzmann vaticinó con meridiana claridad difusa el principio de entropía universal.
Tiende la tarde al desorden
diente la derta al sordendo
entendi al treda la sordenda
hasta la muerte de la luz.
Y el disco duro petando, una pista en Jacques Monod.

Álvaro Valverde dijo...

Me alegro, Francisco. Tendrás aún más difusión. Un abrazo, Álvaro

Anónimo dijo...

Señor Ferrer Lerín, me alegra mucho que esté en El boomerang. El Pais siempre se ha distinguido por descubrir, antes que nadie, el talento literario. Además, al estar en El Boomerarg siempre le puedo leer al ir, y al volver. Soy un lector suyo avezado, le pillo casi todo lo que escribe.
También comprendo muy bien su sentimiento al ser atacado. A mi me han echado de una red social de una patada en el trasero (o culo) y he cogido la gripe, del disgusto. Hoy no tengo fiebre y ya coordino; iré mejorando, espero.
Por si le hicieran falta mis servicios, soy fabricante de guantes para gatos (dos modelos: mitones, con las uñitas fuera, o enterizos, para mayor frío.
Suyo afectísimo,

Paulino Manopla

Ferrer Lerín dijo...

Gracias, señor Manopla, por sus atentas palabras.
En cuanto al asunto de los guantes, tomo nota, aunque mi relación con los gatos es extravital, quiero decir que los trato muertos, camino del muladar.

Anónimo dijo...

Bar Casuística, cerca del canódromo.