lunes, 12 de septiembre de 2011

Cristo velado




























Se cuenta que Giuseppe Sanmartino (Nápoles, 1720-1793) logró esta extraodinaria escultura, hecha de un solo bloque de mármol, con la ayuda del alquimista Raimondo di Sangro que calcificó en cristales de mármol la tela de un sudario.




5 comentarios:

Yo soy esa dijo...

Es tal la belleza de la escultura que creo que me ha producido el síndrome de Stendhal.

No conocía la obra ni al autor. Gracias infinitas por mostrarlo.

Furabi dijo...

Otro trabajo para don Raimondo:

http://www.duepassinelmistero.com/il_Disinganno.jpg

Performance dijo...

Probablemente os importara un pimiento, pero esta es, sin duda, mi escultura preferida de todos los tiempos.

Furabi dijo...

A mí no me parece un hecho prescindible que a usted le guste tanto esta genial e inquietante escultura.

dandax dijo...

Todo un personaje este Raimondo di Sangro, su biografía tiene más pliegues que el propio sudario