viernes, 11 de septiembre de 2009

Un estilo

En marzo de 2006 conocí a una mujer de rodillas adelantadas; quiero decir que al caminar, y en especial si llevaba tacones, las choquezuelas iban dos palmos por delante de lo más prominente del busto. Nada que objetar –incluso pudo gustarme- pero cierto día en que recorríamos la escollera de Alicante comprobé horrorizado que una barahúnda de chiquillos y, también, algunas gaviotas y fumareles imitaban con descaro los andares de mi amada. Rompimos.

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Eso no era amor.
Una vez tuve un amor que se presentó por primera vez ante mis amigos vestido con el típico traje regional del Yucatan, o al menos eso recordaba su vestimenta. Creo que no habia tenido oportunidad de renovar su vestuario. Le dejé, pero por ser un egoista sin remedio.
El estilo no es perceptible, posición de las rodillas, sonidos guturales espontaneos, etc, hoy pueden encontrarse aquí, mañana alterarse y un dia desaparecer. El estilo se define en el tiempo, y en el tiempo se contiene.
La literatura científica refiere que estos andares son característicos de las personas que se encuentran en alguna de estas situaciones:
1. necesidad imperiosa de no desintegrarse en público
2. eludir la propia levitación espontanea
3. evitar la consciencia de circustancias dramáticas

Otro anónimo dijo...

Susodicho traje: http://images.google.es/imgres?imgurl=http://thematrix.sureste.com/cityview/merida1/articulos/mestizos.jpg&imgrefurl=http://thematrix.sureste.com/cityview/merida1/articulos/terno.htm&usg=__nOCdYItxtuBtP1eRQLgRLhYS51E=&h=390&w=265&sz=34&hl=es&start=3&tbnid=lDcF4kg3mM5ALM:&tbnh=123&tbnw=84&prev=/images%3Fq%3Dtraje%2Bregional%2Bde%2BYucatan%26gbv%3D2%26hl%3Des%26sa%3DX

Carmen dijo...

Perdone que vuelva a su lar con semejante aspecto: la cara llena de barro, con camiseta, vieja y agujereada, pero acabo de salir de un avenc con los codos.

Istefel of Guineupas dijo...

Es..el horizonte que camina, el azul que serpentea, el mar rocoso que empieza a canear o un sinfín de trotes y galopes en la lectura femenina? ( Reptil).
Mi esposa dio una zancada desde el sudeste de la Península ibérica y apareci- firmemente asido a su empeine- en el moll de la fusta.
Toboso-
Ecte.

Sarah dijo...

Falso amor ese, Don Francisco...se ama a pesar de los chiquillos, de las gaviotas y de los fumareles, charranes y pagazas. O no. Vaya usted a saber...

Sarah dijo...

Insisto, mi noctámbulo e insomne Don Francisco: falso amor el que se deja llevar por las falaces palabras de esos pequeños monstruos. E insisto de nuevo: o no.

Ferrer Lerín dijo...

Ya ves, Sarah (¡el vino Syrah!), me vencen los pequeños detalles. Hace unos años dejé de frecuentar a una persona porque al guarecernos de la lluvia en la entrada de una tienda, dos chiquillos (siempre los chiquillos, inexorables, marcando mi vida) comentaron que mi acompañante tenía cara de caballo.

Sarah dijo...

Ha hecho trampa...

Ferrer Lerín dijo...

No, corregí algunos defectos de redacción (ahora descubro otro, falta una coma entre 'porque' y 'al') y el nuevo comentario se publicó tras el suyo al ordenarlos el sistema cronológicamente.

Istefel dijo...

Admirado Conde, estimable Sarah:
A pesar de que me he dado cuenta de que no me di cuenta, me atrevo a interponerme entre la conversación y ( de) Ustedes: Hay un no sé que en mi cabeza de Egipto( se filtró tal vez el sugerente relato), Ibis( naufragio?)y los ojos acabados en mar tras la imagen de la escollera, cargada de Amor. Pero sobretodo, Conde..Sí, los rapaces, chiquillada profusa y efusiva, bullente!
Son como orenetes!
Vale.

Carmen dijo...

Pequeña contribución a un ¿amor? malogrado. Ultreia anyway :)

Jota de ronda:

Eres perdiueta,
eres perdieuta que piques i voles!

Eres més bonica, eres més bonica
que totes les dones!